Make your own free website on Tripod.com
Panaderia y pasteleria paso a paso
Home | PANES | PASTELERIA Y BOLLERIA
Pan integral

Pan integral

image443.jpg

PARA 2 PANES MEDIANOS

750 g de harina integral, preferiblemente molida a la piedra 2 cucharaditas de sal marina fina
30 g de mantequilla, a dados
2 cucharaditas de miel líquida o azúcar
25 g de levadura de panadero fresca
450 ml de agua tibia
1 o 2 bandejas para hornear, engrasadas

image444.jpg

Caliente la harina (coloque un cuenco refractario en el horno a temperatura minima, o en el microondas a máxima potencia durante 15 segundos).
Mézclela con la sal y, luego, frótela con la harina utilizando las yemas de los dedos hasta que la mezcla tenga el aspecto de unas migas gruesas pero sin grumos.
Si utiliza miel, haga un hueco en el centro de la mezcla de harina y añádala.
Si emplea azúcar, mézclelo con la preparación de harina v haga, más tarde, un hueco en el centro.
Desmenuce la levadura en una jarra o cuenco, agregue parte del agua y remueva hasta que se haya desleído por completo. Vierta la mezcla en el hueco de la harina.
Con ayuda de una cuchara de madera o de la misma mano, mezcle gradualmente la harina con el resto del agua hasta conseguir una masa blanda, pero no pegajosa; la masa tendrá otro tacto si se prepara con harina blanca.
Si la masa le parece dura o seca y resulta difícil trabajar con ella, añada un poco más de agua, va que es mejor obtener una masa integral ligeramente blanda que algo seca; la primera producirá un pan horneado seco y desmenuzable.

image445.jpg

Vuelque la masa sobre la superficie de trabajo enharinada. No se preocupe si, en estos momentos, la masa le parece un desastre.
Manéjela desde abajo y voltéela sin cesar hasta obtener una bola de masa blanda.
Luego, amásela a fondo durante 5 minutos estirándola bien. La masa parecerá más firme y será muy suave y fácil de manejar.
Ponga la masa en el cuenco y tápela con una película de plástico.
Déjela levar en un lugar cálido, pero no caliente, hasta que haya doblado de volumen; aproximadamente 1 hora en una cocina caliente de una granja.
Retire la masa del cuenco y amásela con suavidad sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, durante medio minuto, a fin de que expela las burbujas de aire grandes y adopte su tamaño original.
Córtela en dos partes iguales y modele cada una en forma de una bola de unos 14 cm de diámetro; esconda los extremos bajo el pan, obtendrá una forma limpia.
Colóquelas sobre la bandeja o bandejas preparadas con las junturas hacia abajo.
Marque una cruz profunda sobre la superficie de cada pan. Envuelva la bandeja con una bolsa de plástico grande y deje levar los panes como antes, durante unos 45 minutos en una cocina caliente, hasta que hayan doblado de tamaño.
No deje que los panes leven en exceso (que aumenten más del doble), pues se desparramarían en el horno.
Al finalizar el tiempo de levado, precaliente el horno a 230 °C.
Destape los panes y hornee entre 15 y 20 minutos hasta que presenten un color marrón y al golpear su base con los nudillos de la mano suenen a hueco.
Déjelos enfriar sobre una rejilla metálica.
Es preferible consumir el pan en el transcurso de 4 días, o tostarlo.
Una vez frío, puede congelarse hasta un mes.

Puede utilizar 10 g (1 1/2 sobres de 7 g) de granulos de levadura seca, más fácil de mezclar. Mezcle la levadura seca con la harina caliente y la sal, y prosiga con la receta.

image446.jpg

VARIANTE: Pande avellanas

Si desea preparar un pan apropiado para acompañar con queso, siga la receta del Pan Integral, pero omita la mantequilla y añada 4 cucharadas de aceite de avellanas al agua caliente.
Mientras la masa leva por primera vez, tueste 150 g de avellanas en el horno precalentado a 180 °C hasta que adquieran un tono marrón dorado; déjelas enfriar, frótelas con un paño para desprender las pieles y piquelas gruesamente en una picadora eléctrica o a mano.
Antes de modelar los panes, incorpore las avellanas a la masa y distribuyalas de manera uniforme.
Hornee como antes.

http://lacocinadeile-nuestrasrecetas.blogspot.com