Make your own free website on Tripod.com
Panaderia y pasteleria paso a paso
Home | PANES | PASTELERIA Y BOLLERIA
Pan levado simple

Pan levado simple

image409.jpg

PARA 1 PAN GRANDE

700 g de harina de fuerza
10 g de sal marina fina
15 g de levadura de panadero fresca
unos 430 ml de agua tibia
1 bandeja grande para hornear, enharinada

image317a.jpg

Mezcle las harinas elegidas y la sal en un cuenco mezclador grande. Sí hace frío es una buena idea calentar la harina. Para ello, introduzca el cuenco en un horno a temperatura baja (150 °C) durante unos pocos minutos, o en el microondas a potencia alta (100 %) durante 15 segundos.
El calor facilita la activación de la levadura, y el frío, por el contrarío, retrasa su crecimiento.
Haga un hueco en el centro de la harina.

Desmenuce la levadura con los dedos en un cuenco o jarra pequeña.
Añádale unas 4 cucharadas de agua. (El agua debe estar caliente y confortable al tacto: si estuviese demasiado fría retrasaría el crecimiento de la levadura - esto a veces es deseable sí quiere que suba lentamente-, pero si parece ligeramente caliente, se arriesga a matar la levadura.)
Remueva bien hasta que se haya desleído.
Vierta el líquido obtenido v el resto del agua en el hueco practicado en la harina.

image317.jpg

Mezcle gradualmente con la ayuda de las manos la harina con el liquido del hueco, hasta que la masa se cohesione en forma de bola.
La masa debe separarse de las paredes del cuenco y presentar una apariencia firme y homogénea.
Puesto que cada tipo de harina es diferente, es imposible facilitar la cantidad exacta de agua (o harina).
Si la masa parece húmeda o pegajosa y no mantiene su forma, agregue más harina de cucharada en cucharada; si le parece dura, seca y difícil de trabajar, o bien observa migas secas en el fondo del recipiente, agregue un poco mas de agua de cucharada en cucharada.

image452.jpg

Vuelque la masa sobre la superficie de trabajo, espolvoréela con un poco de harina, sólo en el caso de que parezca demasiado blanda.
Amásela durante 10 minutos con el mínimo de harina posible. Modele la masa en forma de bola y devuélvala al cuenco lavado.
Cubra el cuenco con un paño húmedo, pero no mojado o con su tapa.
También puede envolver el cuenco con una bolsa de plástico grande previamente engrasada (una bolsa de supermercado, por ejemplo).
La idea consiste en mantener la masa en la atmósfera cálida y húmeda que precisa la levadura.
Deje levar la masa al abrigo de las corrientes de aire o hasta que haya doblado de tamaño.
El tiempo dependerá de la temperatura de la masa y de !a habitación, pero calcule 2 horas a 16 °C, 1 1/2 horas a 20 C y aproximadamente 1 hora a 25 °C.
La masa también puede dejarse levar toda la noche en la nevera.

Cuando la masa haya subido, no recobrará su forma inicial al pincharla con un dedo.
Si no se deja levar el tiempo necesario, se obtendrá un pan pesado.
Si, por el contrario, se deja levar en exceso, se presentará otro problema, pues si leva demasiado tiempo, tiende a desparramarse por el horno.
Sí ha levado ligeramente en exceso, es posible recuperarla: amásela durante dos minutos antes de modelarla y déjela levar de nuevo.
Aplaste la masa hinchada con el puño o deshínchela pinchándola con los dedos.
Vuelque la masa sobre la superficie de trabajo, enharine la superficie solamente si la masa parece blanda o pegajosa. Modele la masa en forma de pan redondo o barra.
Ponga el pan modelado sobre la bandeja de hornear.
Tape como antes y deje levar hasta que casi haya doblado su tamaño, de 1 a 1 1/2 horas a 20 °C.
Destape el pan.
Entalle con una cuchilla o un cuchillo muy afilado la superficie, pero sin arrastrar la hoja.
Hoenee el pan durante 15 minutos, o hasta que esté dorado; luego baje la temperatura del horno a 190°C y hornee durante otros 20-25 minutos, o hasta que al golpear la base con los nudillos de la mano suene a hueco.
Si el pan suena a denso más que a hueco, devuélvalo al horno, esta vez a la rejilla, hornéelo durante 5 minutos v pruebe de nuevo.
No lo cueza en exceso.
Déjelo enfriar sobre una rejilla metálica.

Puede utilizar un sobre de 7 g de gránulos de levadura seca, más fácil de mezclar, en lugar de la levadura de panadero fresca. Mezcle la levadura seca con la sal y la harina hasta que estén bien amalgamadas. Haga un hueco en el centro, vierta toda el agua y continúe con la receta.

http://lacocinadeile-nuestrasrecetas.blogspot.com